Noticias

Formulario de búsqueda

Fondos

NoticiasNoticias

Formulario de búsqueda

cierra cierra

La Xunta da el visto bueno a la Ley del taxi y a la Ley de impulso y ordenación de las telecomunicaciones, aprobadas en el primer semestre de 2012, para iniciar su trámite parlamentario

El presidente del Gobierno gallego subraya que la Ley del taxi, fruto del consenso, tiene como objetivo dar mayor estabilidad al sector y mayores ventajas a los usuarios

Feijóo destaca que la universalización de las telecomunicaciones no es un lujo, es una necesidad desde el punto de vista de los ciudadanos, y afirma que el nuevo documento establece mayor coordinación, mayor planificación y mayor anticipación; “intentando convertir el servicio de las telecomunicaciones en un servicio público común, como es el del agua, el eléctrico o el de abastecimiento y saneamiento”

El Consello da Xunta dio hoy el visto bueno a la Ley del taxi y a la Ley de impulso y ordenación de las telecomunicaciones -aprobadas en el primero semestre de 2012- para iniciar su trámite parlamentario, luego de la interrupción de su tramitación por la disolución del órgano legislativo.

En lo tocante a la Ley del taxi, el presidente del Gobierno gallego calificó la norma de pionera, novidosa y necesaria. “Novidosa porque hasta lo de ahora el sector carecía de una normativa propia; y necesaria para dar seguridad jurídica a un sector que representa a 4.000 taxistas, a 138 vehículos de alquiler con conductor y a miles de usuarios”.

Después de precisar que el texto es fruto del acuerdo con el sector, Feijóo incidió en que el objetivo del texto es dar mayor estabilidad al sector y mayores ventajas a los usuarios. “Estamos hablando de una ley que, por primera vez, ordena un sector en Galicia, el sector del taxi, blindando una norma homogénea para Galicia y blindando un mejor servicio público para los gallegos”.

En este sentido, explicó que el documento armonizará los requisitos que deben cumplir todos los taxis en Galicia, tanto en el ámbito urbano como interurbano. Establece el procedimiento para obtener la licencia municipal necesaria para hacer servicios dentro del núcleo urbano y coordina esta competencia con la autorización autonómica para realizar servicios interurbanos.

Asimismo, se regulan las llamadas áreas territoriales de prestación conjunta, de manera que, cuando la movilidad recurrente de los ciudadanos a ámbitos supramunicipales así lo requiera, se impulsará este tipo de áreas. De este modo, las áreas territoriales de prestación conjunta agruparán varios ayuntamientos en los cuáles los vehículos con licencia de taxi estarán facultados para la prestación de los servicios que se realicen íntegramente dentro de dicta área o se inicien en el interior de ella.

La ley establece una limitación de número de licencias vigentes que, con carácter general, será un taxi por cada 1.000 habitantes; y, también, regula la actividad del transporte en régimen de alquiler de vehículos con conductor para establecer una margen competencia leal entre el taxi y estos vehículos.

Desde el punto de vista de ventajas para los usuarios, Feijóo subrayó que el texto prevé la posibilidad de interconectar con un único número todos los servicios de radiotaxi; apuesta por mejorar el nivel de accesibilidad del servicio a personas con movilidad reducida, tanto mediante la progresiva adaptación de los vehículos como a través de la ayuda que deben prestarles los conductores; y prevé la paulatina implantación de taxímetros que emitan señales perceptibles para las personas que lo necesitan.

Sobre la Ley de impulso y ordenación de las telecomunicaciones, el titular de la Xunta afirmó que: “Esta ley inicia una nueva andadura en el ámbito de las obras públicas, de los edificios públicos y también de los edificios privados que se vayan a construir en el futuro”.

Feijóo subrayó que la universalización de las telecomunicaciones no es un lujo, es una necesidad desde el punto de vista de los ciudadanos, “y esta ley –incidió- establece mayor coordinación, mayor planificación y mayor anticipación”.

Coordinación entre los agentes públicos y privados, porque para evitar que se dupliquen esfuerzos e inversiones, la ley obligará a los operadores a remitir periódicamente información de sus planes de despliegue ejecutados y previstos. Y, con esta información se desarrollará el único mapa de infraestructuras de telecomunicaciones en Galicia que evitará infraestructuras superpostas. “Y se obligará a los operadores a compartir esas infraestructuras para el despliegue de las redes de telecomunicación; el que significa que habrá una implantación ordenada y eficiente de las infraestructuras, un mayor fomento de la competencia y habrá que compatibilizar y compartir las infraestructuras para facilitar, por ejemplo, la mayor cobertura del teléfono móvil”.

Asimismo, el responsable del Gobierno gallego explicó que la ley prevé un plan sectorial de infraestructuras de telecomunicación en Galicia, por primera vez, que permitirá establecer los criterios que deberán seguir los ayuntamientos y la Xunta para la planificación de todas sus infraestructuras de telecomunicaciones, “intentando convertir el servicio de las telecomunicaciones en un servicio público común, como es el del agua, el eléctrico o el de abastecimiento y saneamiento”.

Feijóo aseguró que la norma regula la previsión de infraestructuras de telecomunicaciones en todos los nuevos edificios públicos que se ejecuten en la comunidad; “y prevé la inclusión de infraestructuras de telecomunicación en proyectos de obra pública –carreteras, redes de abastecimiento, redes de saneamiento- de manera que, en paralelo a la realización de estas obras, se dispongan canalizaciones y espacios que puedan ser empleados por operadores, públicos y privados”.

Por último, la nueva ley también deber a la implantación de los nuevos servicios de las TIC en los hogares, para que las viviendas de nueva construcción estén preparadas para albergar el hogar digital.